Pages - Menu

viernes, 25 de abril de 2014

Salinger y su cazadores ocultos



Si realmente les interesa lo que voy a contarles, probablemente lo primero que querrán saber es dónde nací, y lo asquerosa que fue mi infancia, y qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y todas esas gilipolleces estilo David Copperfield, pero si quieren saber la verdad no tengo ganas de hablar de eso. Primero porque me aburre y, segundo, porque a mis padres les darían dos ataques por cabeza si les dijera algo personal acerca de ellos. Para esas cosas son muy susceptibles, sobre todo mi padre. Son buena gente y todo eso, no digo que no, pero también son más susceptibles que el demonio. Además, no crean que voy a contarles toda mi maldita autobiografía ni nada de eso. Sólo voy a hablarles de unas cosas de locos que me pasaron durante las Navidades pasadas, justo antes de que me quedara bastante hecho polvo y tuviera que venir aquí y tomármelo con calma.

El guardián entre el centeno (1951; Alianza Editorial, 2010*) es una de las novelas más controvertidas de la literatura contemporánea. También una de las más célebres. Y su autor, J. D. Salinger,(New York, 1919 – Cornish, 2010) unos de esos curiosos personajes que con muy poco han

miércoles, 23 de abril de 2014

Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013



Semana convulsa para el mundo del libro. El habitual frenesí que impera en editoriales y librerías ante la inminencia de su día más emblemático, el 23 de abril, se ha visto incrementado este año como consecuencia de diversas circunstancias colaterales. Una de ellas es, en realidad, un vieja conocida: esa Pascua de fecha itinerante que año tras año amenaza con vaciar antes de tiempo los bolsillos de los lectores. Otra podría ser la ausencia de unos cuantos pesos pesados en las parrillas de los stands de Sant Jordi –es decir, muchos de esos autores mediáticos cuya sola presencia es capaz de congregar a multitudes–. Porque, claro, en este día tan señalado la premisa no es tanto lucir catálogo como vender libros, pues para muchos está en juego una parte importante de su facturación anual. Por último, está la siempre inquietante amenaza de la lluvia. En este sentido, parece que el tiempo acompaña.

viernes, 11 de abril de 2014

LIONEL ASBO, de Martin Amis



¿Quién dejó entrar a los perros?
   … Ésta, nos tememos, va a ser la cuestión. 
   ¿Quién dejó entrar a los perros?
 
¿Quién dejó entrar a los perros?
   ¿Quién?
   ¿Quién?

Martin Amis ha sido, durante los últimos cuarenta años, el enfant terrible de la literatura británica. No en vano, sus libros son esperados año tras año por una legión de lectores ávidos de su sangre literaria, de esas pegajosa sustancia que suelen destilar todas y cada una de sus páginas. La cosa

martes, 8 de abril de 2014

ZA ZA, EMPERADOR DE IBIZA, de Ray Loriga


 
Digamos que un hombre nuevo y negro que brilla como el petróleo sobre el agua conmueve al planeta y arrastra las esperanzas imprecisas de cada ciudadano y los miedos precisos de cada sistema, y que todo ha variado, a la sazón, su aspecto (menos el óxido de las viejas construcciones), y que, a pesar del óxido y el liquen bajo el agua, el orden de cada cosa ha sido alterado, al menos en su apariencia, y digamos que a pesar de los pesares, cada individuo sin más número que el propio es capaz de recordar, y que muchas cosas nuevas parecen idénticas a las obligatoriamente memorizadas, mientras las noticias nos informan de que las cosas que parecen iguales ya no lo son y la palabra SORPRESA se repite con obsesiva memoria.

jueves, 3 de abril de 2014

Los mejores libros de 2014





 
A continuación os ofrecemos una lista con las novedades de narrativa que, por el momento, más nos han gustado. E iremos completándola a medida que avance el año con la intención de que nuestra experiencia lectora os sirva de referencia en las librerías. Cada título está vinculado con su reseña.

miércoles, 2 de abril de 2014

BARBA AZUL, de Amélie Nothomb


«El anuncio especificaba: “Habitación de 40m2 con cuarto de baño, libre acceso a una cocina amplia y equipada”, por un alquiler de 500 euros.»  Hasta aquí, la oferta parece más o menos normal, incluso para una ciudad, París, en la que también pueden encontrarse «tugurios infectos de 25 m2 sin siquiera baño por 1.000 euros al mes». Sin embargo, cuando la finca está situada en uno de los barrios más exclusivos de la cité por excelencia, la habitación, inmensa y lujosa, contiene un  baño completamente reformado, y el alquiler incluye los servicios de un chofer a bordo de un flamante Bentley, de una chica en exclusiva, e incluso las fastuosas cenas que día sí día también le ofrece su anfitrión, la cosa parece esconder una trampa segura. Más, si cabe, cuando el Land Lord resulta ser